salchipapa_cevichocho
Contra el desperdicio

Contra el desperdicio

¡Salvemos nuestra ciudad!

Salchipapas o Cevichocho

Es una decisión diaria de cada universitario: ¿la poliburguer o el cevichocho? ¿la salchipapa o el encebollado? Es alarmante lo que afirma un artículo de El Comercio respecto de “Cómo una deficiente nutrición afecta al universitario”. Se dice que hay un creciente número de universitarios con colesterol alto, lo cual les ponen en riesgo de sufrir enfermedades cardiacas, entre otras enfermedades[i]. Por quince años he trabajado con universitarios en Ecuador y he observado sus hábitos de alimentación y ejercicio. Son dos los que me parecen más preocupantes: a) un alto consumo de carbohidratos y grasas de mala calidad, encontrados usualmente en la comida chatarra, y b) la poca regularidad en los horarios de comida. Si el cuerpo no recibe alimentos cada 2-3 horas, los niveles de acidez aumentan en el tracto digestivo y pueden provocar problemas como gastritis y úlceras[ii].

Explorando el libro de Génesis este semestre en los grupos universitarios, hemos observado que los seres humanos tienen el gran privilegio y responsabilidad de “cuidar y cultivar” toda la creación (Génesis 2:15 TLA). Esta tarea es a nivel colectivo, pero sin duda implica una responsabilidad por el estado físico individual. Hay muchas referencias a la comida en el texto bíblico (ver, por ejemplo: Gen 1:29-30, Gen 3:17-19, Deut 8:7-18, Salmo 104:10-23, 2 Tes 3:10) y leemos en la carta de Pablo a los Corintios: “Cuando Dios los salvó, en realidad los compró, y el precio que pagó por ustedes fue muy alto. Por eso deben dedicar su cuerpo a honrar y agradar a Dios” (1 Cor 6:20 TLA). Cuando hablamos de cuidar el cuerpo, estamos hablando de buscar el bienestar o shalom bíblico a través de una alimentación balanceada, ejercicio moderado y el descanso necesario para el funcionamiento óptimo de la vida humana.

En Ecuador hay una abundancia de alimentos de alta calidad nutricional a un precio razonable, no necesitas un presupuesto alto para disfrutar de una buena nutrición. La diversidad de productos como la quinua, máchica, amaranto, chochos, la variedad de papas, granos, mariscos, vegetales y frutas es inigualable.

Hay dos conceptos de nutrición que son útiles para entender lo que necesita el cuerpo para su mejor funcionamiento. Todo alimento provee energía y el valor energético de un alimento se expresa en calorías (CAL)[iii]. Dependiendo de su contextura física y nivel de actividad un adulto entre los 18-25 años necesita entre 1800-2500 kcal por día para funcionar. Si ingresa un exceso de calorías, el cuerpo produce una reserva en la forma de grasa. Es importante que las calorías ingeridas contengan las vitaminas y minerales necesarios para el funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso.

Volviendo a la pregunta inicial: ¿salchipapas o cevichochos? Una porción de salchipapas (1000 cal)[iv] contiene grasas saturadas y pocas vitaminas. En cambio, un cevichocho (600CAL)[v] contiene una buena cantidad y calidad de proteínas y calcio, carbohidrato en el tostado y vitaminas en el jugo, tomate y hierbas con que se sirven. Esta es una comida casi perfecta nutricionalmente hablando. El encebollado es otro plato ecuatoriano muy nutritivo. Provee proteína y buenas grasas en la albacora, carbohidrato en la yuca y canguil, vitaminas en el refrito, encurtido y limón con que se sirve.

Otra medida importante para evaluar nuestro estado de salud es mediante el índice de masa corporal (IMC = peso [kg]/ estatura [m2]) [vi].

Una buena nutrición es vital para un buen rendimiento como universitario. Sin el agua y nutrientes necesarios no se puede estudiar. Los hábitos de alimentación que se van formando durante los años 18 al 25 son los que quedan para la vida y afectan su salud en años posteriores. Para finalizar les comparto lo siguiente:

Tips para cuidar tu cuerpo


  1. Apuntar a comer 5 comidas diarias: desayuno, almuerzo, merienda y dos pequeños refrigerios medio mañana y medio tarde. Frutas como manzana, mandarina, pitahaya, banana y granadilla no necesitan preparación y son perfectas para un refrigerio. Yogurt o galletas integrales son otra opción.

  2. Apunta comer 5 porciones de vegetales y fruta cada día, es lo que recomienda la OMS (Organización Mundial de la Salud).[vii] Una porción es ½ taza o por ejemplo una pera o fruta entera.

  3. Toma agua, 6-8 vasos diarios, 70% del cuerpo es agua y muchas de sus funciones depende de una buena hidratación.
    Reduce la sal y azúcar, e incluye más fibra en tu dieta.

  4. Busca una forma de ejercicio que disfrutes para hacer por lo menos 30 minutos 3-4 veces a la semana. Muchas universidades tienen gimnasios a un precio accesible, otros ofrecen clubes de danza, o deportes.

En los parques los municipios ofrecen clases gratis de bailoterapia. Aprovechen y hagan ejercicio.


El descanso es de vital importancia para una buena salud. Se recomienda 7-8 horas de sueño.


Como discípulos de Jesucristo somos invitados a cuidar y cultivar su creación, eso incluye nuestra salud.

Este artículo ha sido extraído de la página web: https://www.somoslacece.com/ con el permiso de su autora: Ruth Hicks

Compartir este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email